Interactivaclic

C/Ruíz Tagle, 3 - Planta 2
Torrelavega - 39300

942 180 083 / 942 148 958

Los Youtubers y Bloggers con el Marketing


El marketing y la publicidad están cambiando y eso lo sabemos


Las marcas ya no quieren pagar porque su producto aparezca en una revista sino que quieren que aparezca en Instagram, Youtube, Blogs… Pero no en cualquiera, quieren buscar los más visitados.


Estar en la cama visitando distintos Instagrams y encontrar a la chica de moda con una camiseta que te encanta, tan bien combinada, hace que desees ese producto y que acabe en tu armario.


O estar viendo tu canal de Youtube favorito, sin poder parar de reírte y que te muestren un producto con el que digas: “bueno pues voy a probarlo”.


Tenemos un claro ejemplo en la esposa de un cántabro muy famoso. Se trata de Paula Echevarria. Todo lo que se pone “lo quitan de las manos”. Sus fieles seguidoras quieren sus productos, y no dudan en ir a una tienda diciendo “hola, ¿tienes la camiseta que sacó ayer Paula?”. En varias ocasiones la respuesta es “esta agotadisima, fue ponerlo y venderse como rosquillas”


Respecto a Youtube, el conocido Rubius utiliza publicidad en cada uno de sus videos que ven alrededor de 14 millones de personas por lo que las empresas saben que es un foco para futuras compras. Un ejemplo de esta publicidad la encontramos por ejemplo con la empresa Oscar Mayer. Los youtubers utilizan uno de sus nuevos retos “graciosos” para mostrar las nuevas salchichas de la marca.

Esta publicidad es llamada publicidad nativa. Es una estrategia más eficaz que la típica publicidad que te introduce un anuncio antes del vídeo de Youtube que vas a ver o entre las fotos del blog que estás visitando. Se trata de una utilización efectiva del producto que quieren venderte bien divirtiéndote con él, ofrecerte información útil o bien experimentando con él (como  por ejemplo con un tinte del pelo).

Una de las campañas que desde el marketing y la publicidad me llama la atención es Wolfnoir Ambassadors. Esta campaña regala un par de gafas para que estas sean promocionadas en Instagram. Hasta aquí “normal”. Lo curioso de la campaña es que las gafas no solo las llevan famosas o Bloggers con 100.000 seguidores, sino chicas “normales”. Buscan chicas universitarias, con un número de seguidores asequible (más de 1500). De esta forma consiguen que sus gafas sean conocidas por al menos 1500 personas más, y por todas las personas que frecuentan el campus universitario.

La conclusión de esta noticia está relacionada con la noticia de la semana pasada, se trata de una sociedad en constante cambio y que compra a través de la pantalla y no de las manos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.